Aclaración preliminar: ¿por qué un blog ahora?

11 Ene

Se me ocurren un montón de razones para lanzarme a escribir otro blog (el tercero de mi carrera) precisamente en un momento en que este medio de comunicación parece estar cada vez más pasado de moda. De hecho, el que los blogs estén pasados de moda es justamente una de las razones. De la fiebre bloguera de hace sólo unos años ya no quedan más que rescoldos, a medida que la gente ha perdido la paciencia de leer (y escribir) y ha optado por otros medios de comunicación más breves, y de efecto más instantáneo. Un tuit bien colocado te puede conseguir más seguimiento que un post en el que has trabajado durante una hora.  Así que ¿quién se va a molestar?

Es una pena lo que está pasando en la blogosfera. Parece que a la palabra “blog” se le está añadiendo con frecuencia creciente el adjetivo “corporativo”, a medida que lo que nació como un canal de comunicación al alcance de cualquier ciudadano va siendo ocupado por blogs creados y alimentados desde corporaciones públicas y privadas. Nada que objetar, yo mismo he coordinado y escrito algunos, pero es una pena ver cómo los entusiastas blogueros particulares de otros años han ido tirando la toalla, desanimados por la falta de respuestas y de medios para mantener su ritmo de publicación.

Con todo, sigue habiendo entusiastas de los blogs, tanto de leerlos como de escribirlos, y esas mismas redes sociales que les han restado protagonismo son también herramientas para anunciar y proyectar su contenido con mucha mayor eficacia. Puede que no sea mal momento para iniciar otro blog, sobre todo si su autor tiene ganas de comunicar, y ganas de hacerlo.

En cuanto a los contenidos, aquí se hablará un poco de todo, aunque con una especial atención al periodismo, la comunicación y la influencia de la tecnología en la sociedad, tres temas que me tocan muy de cerca y en los que no creo ser un completo ignorante. Sin periodicidad fija, para no comprometerme, y porque considero este blog ya desde el principio como un complemento a mis demás actividades, entre las que se incluyen las que me permiten ganarme la vida con una cierta dignidad.

Queda por explicar el título que, por cierto, no es original: pertenece a una película dirigida en 1959 por Fernando Fernán-Gómez. Hablaba de cómo a partir de cierta edad la gente deja de tener la vida por delante, y comienza a tenerla alrededor. Un grupo en el que me temo que se me puede incluir de lleno, aunque no me quejo. Peor será cuando llegue a esos años en los que se tiene ya la vida por detrás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: