El hombre que engañaba a los periodistas

18 Ene

Hace algunos años, buscando documentación para un artículo, me tropecé por vez primera con el nombre de Joey Skaggs. Dependiendo de la fuente a la que se consulte, Skaggs es un activista, un provocador profesional o un hijo de mala madre, según. Una de sus especialidades son las bromas pesadas, enfocadas hacia el sector de la prensa. Su teoría es que, si preparas una noticia falsa y sabes presentarla, nunca faltará un medio que la recoja y la esparza a los cuatro vientos.

Es una teoría que ha confirmado en varias ocasiones: noticias sobre la creación de parques temáticos en cementerios, donde las familias pudieran pasar un día de diversión mientras visitan a sus seres queridos, la invención de un ordenador capaz de determinar sin error si un acusado era inocente o culpable (lanzada, muy oportunamente, durante el juicio de O. J. Simpson), o la inauguración de un banco de esperma con donaciones de actores y cantantes famosos siempre han encontrado su hueco en los medios de Estados Unidos, en ocasiones incluso con entrevistas al empresario creador de los parques temáticos o al científico inventor de la computadora; en ambos casos, y en muchos otros, se trataba del propio Skaggs.

Skaggs prepara sus bromas a conciencia: no sólo busca una noticia tan original y atractiva que ya predisponga a los periodistas a publicarla sin mayores comprobaciones, sino que la acompaña de completos dossieres de prensa lujosamente presentados y cargados de imágenes y documentación. Pero, al mismo tiempo, siempre deja una puerta abierta para ser descubierto: los teléfonos y direcciones de contacto son los de su domicilio particular. Si algún periodista quisiera rastrearlo, o comprobar quién está detrás de esas iniciativas, acabaría dando con él.

Las bromas de Skaggs tienen una finalidad: denunciar el descuido que marca en ocasiones la tarea de los periodistas, sobre todo en un aspecto tan básico en tiempos como es la comprobación de las fuentes. El problema es que, últimamente, le ha salido mucha competencia. Ese descuido se ha instalado como una epidemia en la prensa, no por culpa de la falta de preparación de los profesionales que trabajan en ellos, sino por la carencia de medios que sufren y que en muchos casos ha convertido en un lujo el contraste de la información.

Nunca ha sido tan fácil como hasta ahora colar falsedades: estudios que se presentan como la última palabra sobre temas económicos, tecnológicos o sociales, y que en realidad son apenas un puñado de datos mal recopilados y peor contrastados; charlatanes que pasan por expertos en el tema que haga falta gracias a su habilidad para ofrecer titulares o calentar tertulias; noticias que se mantienen en el aire durante un tiempo antes de ser desveladas como puras invenciones, cuando en realidad nunca debían haber sido publicadas. Redacciones despojadas de sus medios humanos por un ERE tras otro tienen cada vez menos tiempo y capacidad para realizar un mínimo chequeo sobre las noticias que les ofrecen. Si a eso le añadimos la obsesión por la inmediatez, por ser los primeros en sacar algo, aunque sea en la edición digital, habrá que concluir que los sucesores de Skaggs, movidos por intereses más oscuros que él, nunca han tenido las puertas tan abiertas.

Todo esto, de momento, no constituye la norma, sino la excepción, pero es una excepción que se va abriendo paso sobre las ruinas de lo que en otros tiempos fueron medios de comunicación con tiempo y recursos. El recorte continuo no sólo está dejando a la prensa sin capacidad para hacer su trabajo; también puede estarla dejando progresivamente sin capacidad para defenderse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: