Esta tarde he querido que me engañaran

21 Feb

No tenía intención de publicar un post hoy, pero cambié de opinión cuando se abrieron las puertas del vagón de Metro y entró la chica. Su actitud y su aspecto no podían diferir más. Porque había entrado a pedir, como hacen otros muchos a determinadas horas en la red de transporte público. Pero ni voz, ni su tono ni sus ropas se correspondían con lo que la costumbre le había hecho esperar a uno en estas situaciones. Gabardina de color blanco, pelo negro largo y arreglado, gafas. Habría encajado a la perfección en la oficina que acababa yo de abandonar. Su manera de hablar era la que uno esperar encontrarse al otro lado de una línea telefónica, no en un vagón de la Línea 5 apelando a la caridad de los viajeros.

Pero eso es lo que hizo. Comenzó pidiendo disculpas en un tono pausado, lo bastante alto como para hacerse oír, aunque sin aspavientos ni lamentaciones. Tenía 44 años, una hija de catorce, y estaba en el paro. Caritas la estaba echando una mano, pero apenas les alcanzaba para subsistir. Y se había presentado a cientos de ofertas de empleo, buscando cuaquier cosa, pero sin resultados tangibles. Así que no le quedaba más remedio que pedir ayuda de esta manera, lamentando las molestias y haciéndose cargo de que, seguramente, muchos de los que viajaban en aquel vagon estaban en la misma situación que ella.

Tanto si era ensayado, como espontáneo, como fruto de la costumbre, el discurso fue efectivo, y el porcentaje de viajeros que escarbamos en nuestros bolsillos en busca de monedas, más alto del habitual. Cuando pasó cerca de mí, la chica que viajaba a mi lado también le dio dinero, pero diciendo lo bastante alto como para que pudiera ser oído por todos:

– Espero que sea verdad.

Me he quedado pensando en la situación, en la frase y en las chicas, tanto en la que pedía como en la que confiaba en no estar siendo víctima de un engaño especialmente bien ensayado. Creo que no estoy de acuerdo con ella. Yo espero que me hayan tomado el pelo, que me hayan estafado, que la chica de la gabardina blanca fuera cualquier cosa menos lo que ella declaraba ser. Que fuera una mendiga profesional que había cambiado su estrategia de marketing encontrando que esta manera de exponer los hechos era mucho más productiva que el tono lastimero habitual y las promesas de que el dinero no es para droga. Que no haya sido, de verdad, una madre con estudios y preparación que, de momento, se las va arreglando para conservar su dignidad y su entereza, pero a la que me podría vovler a encontrar dentro de algunos meses en el mismo vagón y con el aspecto, ahora sí, vencido y abandonado propio de los que, tras mucho luchar, han tirado la toalla.

Apenas era un puñado de monedas que entre todos hemos metido en la bolsa. Confío en que nos haya mentido y que esté tomándose con ellas unas copas a la salud de los primos de la Línea 5.

 

Anuncios

3 comentarios to “Esta tarde he querido que me engañaran”

  1. Virginia 2012/02/21 a 8:46 pm #

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, ojalá todas las desgracias que escuchamos a diario sean tomaduras de pelo. Ojalá en relidad no hubiese paro, ni hambre, ni deshaucios y todo sea un complot para ver la cara de los idiota que nos lo creemos. Una pena que sea cierto.

  2. Juan Antonio Guerrero 2012/03/03 a 5:13 pm #

    Me has emocionado y convencido a la vez, amigo. Pero, al tiempo, he sentido un estremecimiento, la convicción de que cualquiera de nosotros podría ser la chica que os ha engañado. Y uno quisiera ser siempre el primo que se deja timar, antes de tener que pedir a los de la Línea 5 o peor, a los que salen de misa de once, unas monedas con las que seguir sobreviviendo.

    • Vicente F. de Bobadilla 2012/03/03 a 5:23 pm #

      Juan Antonio, la duda sigue siendo si su historia era verdad, o si únicamente era una artista del timo. En cualquiera de los dos casos, se merecía las monedas que le di.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: