La manifestación de los periodistas parados

24 Abr


En su estimulante colección de ensayitos Tantos tontos tópicos, el catedrático Aurelio Arteta ofrece imbatibles argumentos por los que jamás deberíamos renunciar a intervenir en algún asunto de nuestra incumbencia pensando que en el fondo “no serviría de nada”. Una magnífica oportunidad de ponerlos en práctica se dará el próximo día 3 de mayo, fecha en la cual las diversas asociaciones de la prensa de nuestro país han convocado manifestaciones en las principales ciudades españolas, para que los periodistas protestemos por la dramática situación que vive nuestra profesión.

Aquí pueden encontrar más información sobre la convocatoria y lo que en ella se reivindica. Pero, aunque uno está de acuerdo en que esta puede ser la última gran oportunidad de la prensa de España para llamar la atención sobre un problema que está minando, junto con otros muchos, el derecho de los ciudadanos a ser informados, también se teme que todo pueda quedar en agua de borrajas, en una mascletá con pólvora mojada, sigue siendo grande. ¿Por qué?

Creo que las manifestaciones, desde luego, van a contar con una afluencia importante de asistentes. Pero sólo por el elevadísimo nivel de desempleo que sufre actualmente la profesión. Y eso es prácticamente todo lo que va a ver allí: periodistas en paro. Sin empleo, o que sobreviven picoteando de aquí y de allá colaboraciones, chapuzas y reemplazos cuya retribución es hoy, con suerte, la mitad de lo que era hace sólo tres años. Gente que se aferra a la esperanza de que la convocatoria sea el punto de partida para que empiecen a cambiar las cosas, porque las ganas de aferrarse a algo se acentúan a medida que la situación se vuelve más desesperada.

Pero si quieren, vamos a repasar quiénes no van a ir:

Periodistas con puesto fijo. No ha sobrevivido uno a tantos EREs y ajustes de plantilla, despidiendo a los compañeros con una palmadita en la espalda y un a ver si quedamos para comer, como para significarse acudiendo a una mani a pegar gritos con cuatro matados. Aquí que cada cual se busque la vida, y si a uno no le han echado, será por algo. Y asomar la cabeza nunca es bueno cuando está pasando la guadaña.

Directores de medios. Están demasiado ocupados preparando el próximo ajuste, que les dejará sin alguno de sus profesionales de más experiencia. No pasa nada, hay otros redactores más baratos, y si no, siempre están los becarios. El caso es que tampoco creo que den permiso a sus periodistas para que acudan a un acto que se ha convocado por el bien común de la profesión (una pena, porque con tanto profesional sería la manifestación con más cobertura de la historia), porque además, las redacciones se han quedado tan en cuadro que hace meses que nadie sale a la calle ni a tomar café; todo se soluciona por correo electrónico y refritando noticias de agencia. Y lo mejor es que los lectores no notan la diferencia.

Tertulianos y otras estrellonas. Como decía aquél, no es por no ir. Pero hombre, como si no hubieran manifestado de sobras su solidaridad con los compañeros en paro en radio, televisión, columnas de opinión y charlas digitales, donde mientras se promociona la última novela de uno siempre hay sitio para quedar como un rey. Vale que muchos dejaron de colaborar en aquel medio cuando no pudo seguir pagando su tarifa, pero vaya… el prestigio de la profesión comienza por el valor del propio trabajo ¿o no?

Conste que me encantaría estar equivocado y quedar con este post (que, pase lo que pase el día 3, no voy a borrar) como un verdadero bocazas. Por si acaso, aquí se seguirá hablando de la manifestación en los siguientes días, apoyándola y difundiéndola. Y hablando también no ya de los que no van por egoísmo o por desidia, sino de los que están interesados en aniquilar a la prensa libre en este país, y llevan años ejerciendo una eficaz labor de demolición… desde dentro. Quédese para mañana.

Anuncios

5 comentarios to “La manifestación de los periodistas parados”

  1. elvira 2012/04/24 a 8:25 pm #

    pero una hora de concentración rara y mala…¿Por qué?

    • Vicente F. de Bobadilla 2012/04/24 a 8:27 pm #

      Y además, eso. Es como si los convocantes no conocieran demasiado del trabajo de un periodista.

  2. Virginia 2012/04/24 a 8:31 pm #

    Ojalá te toque rectificar, sería una gran seňal…

  3. ALICIA 2012/04/24 a 9:21 pm #

    Es importante en un momento en que esa profesión está asediada por el intrusismo, la mala praxis, el control de los poderes y la crisis.

    Hay que renovarse Vicente… hay que buscar la independencia porque un periodista sin independencia no es un periodista… pero ahora hay posibilidades para innovar y buscar válvulas de escape, que me temo no tienen que ver con una manifestación. No os harán ni caso, les importa un bledo y vosotros perdereis energía en el sentido equivocado… a esta sociedad tipo 1984 solo se puede uno enfrentar con imaginación.

    • Vicente F. de Bobadilla 2012/04/24 a 9:37 pm #

      Y con más cosas que no has mencionado. Pero el periodismo tiene que sobrevivir de una manera u otra. Y, la verdad, creo que las asociaciones han reaccionado a esta situación tarde, mal, y desde la perspectiva de a quienes nunca les va a faltar un trabajo, una columna, una colaboración…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: