El periodismo que ya nunca harán El País ni El Mundo

8 May

Recordábamos aquí el otro día a la revista Cambio 16 a raíz del libro que sobre su historia acaba de publicar el periodista Jose María Díaz Dorronsoro. Hay otro libro donde se recuerdan los buenos tiempos de esta revista imprescindible, las memorias del inimitable Jesús Pardo, que trabajó en su grupo editor entre 1974 y 1978. Uno de los sucesos que le tocó cubrir fue un hecho histórico también recordado recientemente, la Revolución de los Claveles, en Portugal. Y esto es lo que cuenta sobre el trabajo periodístico que se llevó a cabo en esos días:

 “Los sucesos de Portugal: un golpe militar contra el postsalazarismo, pusieron de evidencia la nueva suntuosidad informativa de Cambio 16.

Fuimos diez a Lisboa, si no recuerdo mal, bajo la égida de Federico Ysart, joven aspirante a caudillo que acababa de entrar en Cambio 16, rebotado, como yo, del diario Madrid y, como Miguel Ángel Aguilar, del Opus. A cada uno de nosotros se nos asignó una parcela informativa, y a mí me tocaron las fuerzas armadas portuguesas, que difundían entonces por todo el mundo aquello de o povo unido jamais será vencido.

Pasé cuatro días hablando con militares de todas las graduaciones: el ambiente castrense lisboeta era entonces de brutal, franca, ingernua buena fe en el efecto taumatúrgico de la integridad apolítica de los soldados como protectores y guías del sufrido y engañado pueblo, ante el que ahora se abría una felicidad nueva.

De vuelta a Madrid, cada cual preparó su informe y el mío constaba de diez folios. Utrilla pasó toda la noche condensando todo este material: más de cien folios, y en el largo artículo que salió esa semana en la revista mi aportación no pasaba de cuatro párrafos. En portada, un cigarrillo humeante sobre un cenicero, y el pie:

“Portugal, EN ASCUAS”.

Si esto no es periodismo de altos vuelos, está claro que no tengo la menor idea de lo que es”.

Me temo que, lo que verdaderamente es, por lo menos hoy, es ciencia ficción. Una manera de trabajar que ya solo tiene validez para ser estudiada en las Facultades de Periodismo. Y habrá que ver si los estudiantes se la creen. De entrada, probablemente ni se la crean los sucesores de aquellos periodistas, los que dirigen lo que queda de las redacciones guiados por la cicatería y la falta de reflexión. ¿Enviar diez profesionales para cubrir una noticia? Aunque sea un hecho histórico, precisamente por ello todo el mundo lo estará comentando en Twitter. De ahí es de donde hay que sacar la información, y no hace falta ni moverse de la mesa. Una buena conexión y un rastreo por las redes sociales en busca de material para refreír. Ni cuatro días hablando con nadie, ni cuatro horas. Que cuando te quieres dar cuenta, la competencia ya lo ha sacado en su timeline. Y hay prisa. De hecho, es lo único que les queda a los que antes analizaban y contrastaban la información que iban a publicar. La prisa desaforada.

Estos días, dos de los principales periódicos de España –El País y El Mundo– han anunciado sendos EREs que aumentarán en más de 300 el número de periodistas en paro. Los que conserven su puesto de trabajo verán sus medios tan cercenados que es difícil creer que tengan la capacidad de sacar algo parecido a un periódico. Tampoco es que al público de ahora, abotargado en su criterio y su interés, le importe en exceso. Pero sí les podría importar a los responsables de los medios, los que firman las órdenes de despido que hagan falta con tal de que no afecten a su bonus anual. Con cada recorte, con cada ERE, con cada merma en la calidad de lo que se escribe, se cuenta o se publica, Portugal queda un poco más lejos.

Anuncios

5 comentarios to “El periodismo que ya nunca harán El País ni El Mundo”

  1. sociologiaymas 2012/05/08 a 9:00 pm #

    Reblogged this on sociologiaymas.

  2. elvira 2012/05/09 a 8:45 am #

    A pesar de mi interés profesional en defender EL PERIODISMO, es aún mi interés ciudadano en defenderlo. Lo que más me preocupa de todo es cuando dices “tampoco es que al público de ahora, abotargado en su criterio y su interés, le importe en exceso”. Creo que es así, y que lo veíamos venir hace tiempo, y ja,ja, ji,ji, nos hemos mofado de las preferencias “basureras” del público. Caímos en una estupenda trampa de desconzco quién, pero nos desplomamos hasta el fondo, por pensar más en el poder y en la clase política que en el público al que ahora echamos en falta y al que invocamos para que nos salven el culo. En fin…

    • Vicente F. de Bobadilla 2012/05/09 a 9:56 am #

      Estoy de acuerdo contigo, Elvira, pero creo que sí está claro quién colocó la trampa. Hay gente dentro de esta profesión que nunca ha creído en un periodismo libre y plural, y ha hecho todo lo posible por degradar la profesión y denigrar a los contrarios. Y lo ha conseguido en buena parte, ayudado por una población que nunca ha tenido grandes hábitos de consumo de prensa, y a la que no le han dejado desarrollarlos. No es todo el problema, claro, pero creo que sí buena parte de él.

  3. Norma Dragoevich (@NormaDra) 2012/05/09 a 10:10 am #

    Gran análisis, Vicente. Aunque no sea nada nuevo lo que voy a proponer, creo que no queda más remedio que buscar un nuevo modelo de negocio. Entre que se ha perdido la capacidad/necesidad de leer largos y especializados artículos y que los periódicos no se venden y cada vez tienen menos personal, no queda más remedio que reinventarse.
    Quizás una solución a medias sea en vez de desplazar a diez personas a otro país a cubrir un evento, con los gastos que conlleva, contratar desde Portugal la colaboración de periodistas españoles residentes en España, y los medios españoles a los portugueses del país vecino. Se ahorran costes y el análisis de los profesionales se mantiene.
    También hay que acostumbrarse a trabajar con menos despliegue. ¿No será lo mismo? No, pero nada es lo mismo. Encontremos un término medio en el que la calidad de la información quede garantizada.
    Un saludo, Norma

    • Vicente F. de Bobadilla 2012/05/09 a 10:52 am #

      Gracias, Norma. Pero lo podríamos resumir en: cubrir cada noticia con la dedicación y el equipo humano que se merece. Y eso es lo que creo que ya no vamos a recuperar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: