Los lectores digitales no quieren leer

17 Nov

Tras un largo y aburrido debate, parecía que la disputa entre el libro electrónico y el libro de papel había llegado por fin a un acuerdo mutuo donde ambos formatos convivían, incluso en manos de un mismo usuario. Seguimos comprando –y, sobre todo, regalando- libros convencionales, pero no son pocos los lectores que han añadido el soporte digital a sus hábitos de lectura, atraídos por lo asequible de los precios de aparatos y contenidos (estos últimos, por cierto, aún muy mejorables) y por resolver, al menos parcialmente, la falta de espacio en sus bibliotecas. El aumento de opciones y soportes mostraba un mundo feliz para los lectores de la era digital.

Parece que era todo una ilusión. Lo recordaba el otro día Javier Martín en un artículo publicado en El País: los libros electrónicos no cesan de perder terreno frente a las tabletas, hasta el punto de que las librerías online pueden terminar regalándolos a cambio de asegurarse un porcentaje mínimo de descargas al año. Porque a muchos lectores digitales, el libro electrónico se les queda corto: desde luego, no tiene rival (salvo quizás el de papel) para eso que se ha llamado siempre el placer de la lectura: perder la noción del tiempo aislado en un texto, que por su brillantez o su belleza no está claro si es él el que no nos suelta o nosotros los que nos negamos a dejarlo ir.

El problema es que cada vez menos gente lee así.

Javier habla en su artículo de que no es la tecnología en sí, sino más bien el cambio de hábitos, lo que está relegando “el e-reader al estrecho nicho del lector empedernido”: se busca menos letra, textos más cortos y efectos especiales –gráficos, hyperlinks, interactividad- que hagan amena la lectura, porque parece que la calidad de un texto y la tensión de una trama ya no son suficientes para mantener la atención de la generación de la interrupción continua.

Basta con darse un paseo, o mejor aún, coger el metro o un Cercanías para constatar la proliferación de libros electrónicos. Sin embargo ¿nos hemos fijado en el tipo de lectores que los utilizan? Estos días han aparecido nuevos datos que señalan los 40 años la edad a partir de la cual crece el uso de estos dispositivos. Pero no es nada nuevo: una encuesta realizada ¡en 2009! sobre el uso de Kindle ya dejaba bien claro que estos dispositivos interesan menos cuantos menos años se tiene (o al revés).

Dios me libre del síndrome del Abuelo Cebolleta, pero ¿qué quieren que les diga? En mi generación nos enseñaron a leer. No simplemente a leer y escribir, quiero decir que nos enseñaron el placer y el valor de leer, y los beneficios que reportaba la concentración y el aislamiento necesarios para extraer todo lo que una expresión artística, cultural o (por supuesto) de mero entretenimiento tenía que ofrecernos. Se daba a entender que era deseable un cierto esfuerzo por parte del lector o del espectador. Hoy la gente es incapaz de ello: no son ya los móviles sonando en medio de películas (o incluso de obras de teatro) sino los espectadores (casi todos rondando la veintena) que alternan su visionado con envío y recepción de tuits o wassaps. Condicionados hacia el estímulo constante en forma de interrupciones que incluso agradecen, el capítulo más breve se les hace una agonía, y un libro de quinientas páginas, una empresa no sólo imposible, sino carente de interés y utilidad.

Si se está produciendo la decadencia del libro electrónico, ello no tiene nada que ver con sus prestaciones. De hecho, son un invento prodigioso, que sólo se enfrenta a un problema de base: que han sido concebidos para la gente que lee como se leía antes.

Una respuesta to “Los lectores digitales no quieren leer”

  1. La Palabra Infinita 2012/11/18 a 9:15 pm #

    En mi opinión, si alguien antes no tenía costumbre -hábito de leer en papel- no necesariamente tiene que aficionarse ahora porque lo haga en un nuevo dispositivo. Habrá quien sí y otros que no. Creo que seguirá ganando todavía el contenido sobre el continente. Buena entrada. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: