El Hundimiento de la Banca, el nacimiento de un escritor

4 Dic

9788483197691A Iñigo de Barrón le siguen 4.369 personas en Twitter, y algunos cientos de miles leen casi cada día sus artículos en El País. Sus amigos tenemos además el privilegio de disfrutarle en la corta distancia, donde comparte sin tapujos sus conocimientos sobre la evolución y los entresijos del entorno bancario. Eso, cuando se le pregunta. Porque cuando es otro el que está hablando de algún tema que él desconoce y le interesa, entonces utiliza su otra gran virtud, que es la capacidad de escuchar y preguntar. En esta profesión de divos, donde basta una columna de opinión y un par de tertulias en la tele para que cualquier panoli se crea un Ciudadano Kane, he conocido a pocos colegas tan desprovistos de vanidad, ni más responsables cuando les toca escribir o hablar de los temas que dominan.

Este Íñigo más cercano ha saltado ahora a las librerías, con su libro El hundimiento de la banca. Lleva ya algunos días en las tiendas, y es una relación estremecedora de los nombres, cargos y acciones que, a base de codicia e irresponsabilidad, han conseguido que estemos donde (y como) estamos ahora. Obviamente, si el libro está en este blog es para recomendar vivamente su lectura, pero ojo, indiferente no deja: no has terminado el prólogo y ya vas como una olla a presión, y antes de liquidar el primer capítulo ya te van dando ganas de cargar la recortada y lanzarte a convertir algún consejo de administración en el final de una novela de Montero Glez.

Lo que sobrecoge e indigna a medida que las páginas te van arrastrando por un mundo con más inmundicia que las cocinas que visita Alberto Chicote no es la cadencia de maniobras, engaños y falta absoluta de escrúpulos; es la solidez de la información, los datos, el contraste de lo que se cuenta, que consigue que el lector se dé cuenta de que todo lo que aparece en sus páginas es rigurosamente real. Les dejo los títulos de algunos capítulos: “La borrachera inmobiliaria”; “Un supervisor incapaz de corregir el rumbo”; “La falsa solidez del sistema financiero; “Bankia: el crimen perfecto”. Dan tanto como prometen.

Iñigo de Barrón Arniches presentó su libro en la librería Blanquerna, situada en la madrileña Calle de Alcalá, la misma por donde su bisabuelo Carlos Arniches hizo pasear tantas veces a los personajes de sus obras de teatro, aquellos chulapones de Madrid que se pavoneaban acera abajo, fumando un Romeo y Julieta y echando el humo pa los entresuelos. No muy lejos de la librería queda la sede financiera donde otras personas nos han chuleado de igual manera a millones de contribuyentes.

Si siempre se saca algo bueno de lo peor, esta crisis ha servido para convertir a un excelente periodista en un excelente escritor. Salvo quizá por un leve descuido, atribuible sin duda a la falta de experiencia: que queriendo escribir una historia económica, le ha salido también una novela de terror. Avisados quedan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: