El virus Évole no se contagia

10 Dic

2012_09_13_IMG_2012_09_13_093A283A20_salvados

Corríjanme si me equivoco, pero yo diría que todo el entusiasmo que levanta semana tras semana el programa Salvados se basa únicamente en ver a un periodista haciendo su trabajo. No se trata de despreciar, ni de restarle mérito a Jordi Evolé y a su equipo. Si las cifras cantan, las de este espacio admiten poca discusión: su programa de ayer, Con la comida no se juega, alcanzó un índice de audiencia del 14,1%, y en semanas anteriores el programa ha ido batiendo sucesivamente su récord de espectadores.

Sorprendente, si tenemos en cuenta que tragarse Salvados a menudo no tiene nada de agradable. He visto a gente llorar con algunos programas, y otros han terminado cambiando de canal ante la indignación que les provocaba lo que veían y oían. Tiene mucho mérito que tanta gente quiera irse a la cama un domingo viendo antes cuántas toneladas de comida en perfecto estado se tiran en una España con porcentajes crecientes de hambrientos, la escasa utilidad de muchos asesores políticos, el despilfarro de miles de millones en obras inútiles o la responsabilidad criminal de bancos y cajas en la ruina actual.

Temas espinosos contados sin favoritismos, repartiendo a un lado y a otro, lo que ha hecho que la masa de fans de Salvados combine a gente de (casi) todas las ideologías, que están hartos de informativos que parecen cada vez más la guía comercial (¡con publicidad incluida en la escaleta y comentada por los mismos presentadores!) y necesitan a alguien que les cuente las cosas que de verdad importan en estos días. Una fórmula mágica, infalible, a la que, sin embargo, le pasa algo muy extraño: ninguna otra cadena la imita. Ni lo intenta.

Y eso que lo que hace Jordi Évole se llama nada más y nada menos que periodismo. Del de siempre. Del de toda la vida. Busca temas de interés. Busca datos y cifras fiables. Busca a la gente que pueda ampliarte información. Elabora una historia que enganche a la gente desde el principio. No te vendas. Toca las narices que haya que tocar, y molesta a quien haya que molestar. Pregunta. No te cortes. No faltes al respeto, pero no te arredres. Cosas de primero de Lou Grant. Y sin embargo, parece que es el único que las hace, y están empezando a circular rumores –sospecho que poco inocentes- indicando que los nuevos dueños de La Sexta podrían eliminar el programa, por ser demasiado radical para sus gustos. Y uno piensa que ya son ganas de ponerse apocalíptico, hasta que cae en la cuenta de que en Antena 3, propiedad de esos mismos dueños, acaban de externalizar Equipo de investigación, otro de los escasos programas donde se hace periodismo, cuyos profesionales han sufrido de paso un doloroso recorte de sueldo.

No tiene lógica, o tiene demasiada. Con la que está cayendo, el virus Évole debería extenderse por todas las cadenas, más en un marco tan dado al plagio como la televisión, donde falta tiempo para copiar el último éxito del vecino. Pero no está ocurriendo. Salvados es casi lo único que queda en la tele que pueda parecerse al verdadero periodismo. Lo cual, si miramos la cantidad de horas de emisión, ya es bastante grave. Pero más grave será cuándo ni siquiera tengamos ese bendito agobio que nos abre los ojos cada domingo por la noche.

Entonces sí que ya no nos salva ni la Caridad.

5 comentarios to “El virus Évole no se contagia”

  1. Amaya Gergoff (@titina2) 2012/12/11 a 2:21 pm #

    ya saben es mejor tener un pueblo ignorante, a uno que reclame sus derechos. Si a la gente solo se le da basura, muchos terminan “asimilándola”…

    • Pablo Gomez (@fotograma82) 2012/12/11 a 5:53 pm #

      Y sorprendentemente parece que funciona, de nuevo mayoria albsoluta en Galicia y mejora de resultados en el resto de elecciones reciente. Tenemos nada más y nada menos que lo que nos merecemos

  2. Alberto 2012/12/12 a 11:57 am #

    ‘Salvados’ triunfa, pero también es un dolor de cabeza para los directivos de una cadena. Mucho me temo que cuando flaquee en laSexta, si flaquea, como ocurriría con ‘El Intermedio’, se fulmina sin miedo, especialmente tras el matrimonio con Antena 3, cadena a la que no pocos presionan ya. Cabrea a todos los amiguitos. Creo que es la razón por la que no se copia, por cobardía. Tristemente, si Évole se queda sin programa, también se queda sin cadena. Dime dónde si no puede hacerse algo así en nuestra televisión actual. Muy acertado post. Un abrazo.

    • Vicente F. de Bobadilla 2012/12/12 a 12:05 pm #

      Gracias, Alberto. Es verdad lo de las presiones, pero el grupo Planeta las ha recibido antes por mantener dos diarios de distinta postura ideológica, y ahí siguen. Creo que Lara tiene claro que no merece la pena comprar La Sexta y luego cambiarla. Claro que cabrea a muchos, pero recuerdo una época en que había una enorme cantidad de medios que cabreaban al poder. Hoy programas como Salvados son una excepción, así que es para preguntarse en qué dirección hemos evolucionado. Abrazo back.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Virus Evole [Ls vida Alrededor] | [rbw - 2012/12/11

    […] El virus Évole no se contagia  Autor: Vicente Fernández de Bobadilla Leer en el blog original: La vida Alrededor Fecha de publicación: […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: