Los papeles de Bárcenas y el papel de la prensa

3 Feb

import_13931471_11Esta semana hemos vivido dos comparecencias ante los medios que han puesto en evidencia la delicada situación que atraviesa la clase política en general y el gobierno de la nación en particular. Pero también han puesto en una evidencia mucho más palpable el verdadero estado del periodismo en España. Sí, dos de los principales diarios han publicado unas exclusivas como las de antes, de las que provocan un terremoto social y llevan a los lectores, años después, a agotar los diarios en el quiosco. Pero luego llega el momento de acudir a las ruedas de prensa donde los acusados por estas exclusivas van, supuestamente, a dar explicaciones. Y, de repente, parece que estamos en otra película donde, desde luego, ha cambiado el director.

La primera rueda de prensa se celebró el pasado jueves 31, tras la publicación por El País de los llamados “papeles de Bárcenas”. La contestación del PP tuvo lugar a las 13:15 de ese mismo día y corrió a cargo de su Secretaria General, María Dolores de Cospedal. Lo grave de la misma no fue que mezclara victimismo con amenazas, hablara de conspiración y advirtiera de la presentación de querellas contra quienes contribuyeran a difundir lo que ella definió como falsedades. Está en su pleno derecho de decir y hacer todo eso. Más grave es que no admitiera las preguntas de El País, precisamente el medio que había publicado la información que originó su comparecencia extraordinaria. Y mucho más grave que ninguno de los restantes periodistas presentes en la sala protestara por ello, o apoyara al compañero haciendo en su nombre las preguntas que Cospedal no quería oír. Intenten hacer algo así en una rueda de prensa en otro país, sea sobre el tema que sea, ni hablemos de un escándalo de estas dimensiones. Cualquier intento del portavoz de acallar a una parte de la prensa provoca el levantamiento instantáneo de los restantes medios, que no paran de presionar hasta obligarle a contestar. Pero no veremos nada de eso en España, donde el mismo jueves había periódicos pensando no en cómo aportar nueva información sobre el escándalo, sino en cómo desprestigiar al diario que publicó la información.

La segunda rueda de prensa todavía está caliente en las redes, y se comprende, porque en ella ya se ha pasado directamente de la desfachatez al surrealismo. La foto de la comparecencia de Rajoy ha ridiculizado al máximo la imagen de un presidente del Gobierno cobarde, indeciso y claramente superado por los acontecimientos. Pero dudo mucho que haya mejorado la imagen de los periodistas españoles ante los colegas extranjeros que hayan visto la foto. ¿Qué hacían esas personas tomando notas como pasmarotes delante de una pantalla de televisión? ¿Por qué los medios aceptaron acudir a una convocatoria, por muy esperada que esta fuera, donde no sólo no se iban a aceptar preguntas sino que ni siquiera iba a contar con la presencia física del convocante? Al margen de las condenas de sindicatos y colegios ¿Cuántos periodistas –ni hablemos de los directores de medios- han llamado posteriormente al gabinete de prensa del PP para quejarse por esta patochada y para decir que no volverían a asistir a una rueda de prensa en esas condiciones?

No dejo de pensar en la oportunidad perdida de haber visto esta misma foto, pero con Rajoy hablando a una sala vacía, tras la deserción de una prensa harta de abusos. “Sin preguntas no hay periodismo” queda muy bien como hashtag en Twitter, pero después hay que ponerlo en práctica, y no sé a qué estamos esperando. Es mejor seguir con las quejas de siempre: no nos leen, no nos compran, no nos escuchan. Muy bien, pero no nos quejemos tanto cuando nos contesten: lo haremos. Cuando volváis a ganaros el sueldo.

2 comentarios to “Los papeles de Bárcenas y el papel de la prensa”

  1. Alicia 2013/02/03 a 8:33 pm #

    Yo cuando vi la foto de la rueda de prensa sentí vergüenza

Trackbacks/Pingbacks

  1. La prensa ya tiene su foto de la vergüenza - blog de aherranz | blog de aherranz - 2013/02/04

    […] Otros compañeros que reflejan su opinión: Bárbara Yuste habla de los periodistas floreros mientras que Vicente Fernández de Bobadilla lo hace del papel de la prensa. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: