La Razón no es sólo Francisco Marhuenda

5 Ago

Vale que lo de Marhuenda se está haciendo un lugar por derecho propio en las antologías del periodismo, pero en su vertiente más estrambótica. Vale que, como ha apuntado alguien, su parcialidad hacia Rajoy raya en la parafilia, y las portadas de su diario hace tiempo que sobrepasan la simple manipulación para adentrarse en el terreno de las realidades paralelas. Y vale que las tertulias se lo rifan, en un creciente papel de elemento exótico –por así decirlo- que asegure el liderazgo del programa en las redes sociales a golpe de Trending Topic.

Todo eso es cierto, y está llevando a fenómenos como el ocurrido esta mañana, cuando Twitter se despertó en España con el TT #cierralarazón, surgido a raíz de una noticia falsa sobre la desaparición del diario de Planeta. La etiqueta albergaba muchos comentarios con la dosis de cachondeo esperable sobre el periódico y, muy especialmente, sobre su director, pero también otros muchos que se alegraban del cierre, o que posteriormente lamentaban que la noticia no hubiese sido cierta.

No voy a ocultar que estoy escribiendo este post porque estoy harto de estas estupideces. La cosa no viene de hoy; es de hace muchos años, cuando unos medios comenzaron a fijarse más en el jardín del vecino que en el suyo propio, ignorando uno de los principios básicos del periodismo, que es respetar la línea editorial de la competencia. Muchos lectores se dejaron llevar, y hoy en España es cosa común que buena parte del contenido de medios escritos y audiovisuales se dedique a atacar a los de la trinchera de enfrente: manipuladores, traidores, mentirosos, delincuentes, vendidos al Gobierno, son algunos de los adjetivos más comunes, que arrastran siempre el fanatismo a la misma conclusión: a ver cuándo desaparecéis.

Un par de cosillas que quisiera apuntar al respecto:

Una: La Razón tiene todo el derecho del mundo a elegir y mantener su línea editorial, por muy parcial y manipuladora que pueda parecer. Y nadie tiene derecho a desear su cierre por estar en desacuerdo con sus portadas o sus editoriales.

Dos: Un periódico es mucho más que su portada o su director. Una obviedad que, sin embargo, parece que muchos olvidan. La plantilla de La Razón consta de varios cientos de profesionales, que incluyen a numerosos periodistas que informan de todo tipo de temas: economía, sociedad, religión, salud, ciencia, cultura, deportes, televisión, tecnología e Internet, y también a quienes trabajan en departamentos como Documentación, Administración, Distribución, Publicidad, Informática o Talleres, entre otros. No todos tienen por qué coincidir con la línea editorial del medio, y en ocasiones, estarán claramente en contra de ella. Pero eso no les impedirá seguir en su puesto y desempeñar su labor con la mayor profesionalidad posible. Que, para unos, consistirá en contar las cosas, y para otros, trabajar para que la estructura de la empresa que les da de comer no se tambalee.

¿No les gusta La Razón? No la compren. ¿No les gusta Marhuenda? No le lean ni le escuchen. ¿Consideran que La Razón miente? Díganlo. ¿Qué Marhuenda manipula? Denúncienlo. ¿Piensan que su subjetividad ocasiona aún mayores perjuicios a los colectivos afectados por las actuaciones del Gobierno? Defiéndanlos. ¿Que deforma la realidad para tapar un gravísimo caso de corrupción que implica a los principales cargos del Partido Popular? Demándenlo. Por suerte, en esta era abundan canales con los que hacerse oír. Más que en ninguna otra. Pero no deseen jamás el cierre de un medio de comunicación, por mucha manía que le tengan.

Las reglas de la convivencia democrática no son fáciles, e incluyen aguantar muchas cosas que no nos gustan. Aguantar incluso a los que se aprovechan de esas reglas para pervertirlas. Sería mucho más sencillo, claro, que desaparecieran de la noche a la mañana. De un golpe de varita mágica, sin complicaciones y sin remordimientos. Ver que siguen ahí, día tras día, y respetar su derecho a seguir, es más duro. A mí me gustaría que La Razón fuera diferente, y quizás algún día, si cambia de director, lo sea en cierta medida. Pero mientras eso ocurre, seguirá sacando sus portadas dalinianas (“Le surrealisme, c’est moi!”) día tras día, y dándonos tema de conversación a blogueros, tuiteros y demás gente de decencia variable.

3 comentarios to “La Razón no es sólo Francisco Marhuenda”

  1. Lali 2013/08/05 a 6:18 pm #

    Amén.

  2. Óscar 2013/08/05 a 9:45 pm #

    “Nadie tiene derecho a desear su cierre por estar en desacuerdo con sus portadas o sus editoriales”. Error. Yo tengo derecho a desear lo que me dé la gana, que cierre La Razón, que arda Público o que Pedro Jota se caiga de un barco. A lo que no tengo derecho es a poner un candado en la puerta de La Razón, a plantar fuego a Público o a empujar a Pedro Jota por la borda. Pero tengo todo el derecho a desear lo que quiera.

  3. Francisco Reina 2013/08/17 a 9:36 am #

    Estoy de acuerdo con Óscar. Pese a que encuentro razonable y defiendo el principal argumento de este post (muchos y buenos profesionales trabajan en La Razón: he tenido la suerte de conocer en persona a algunos de ellos), eso de ‘no desear el mal ajeno’ me recuerda más a una homilía que a un argumento sólido.

    Por supuesto, estamos en nuestro derecho de denunciar la manipulación mediática, pues el derecho a la información y el espíritu crítico de la ciudadanía son dos de los pilares sobre los que deberían asentarse las sociedades libres. Defiendo que se critique a Marhuenda, sus portadas, etc… no así que se le persiga, ataque mediante insultos o injurias o incluso que se agreda a periodistas. El respeto al prójimo y la defensa de la pluralidad opinativa e informativa (incluso cuando ésta va contra nuestros propios intereses o ideologías) distingue a los demócratas de los ‘radicales’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: