Trucos sucios para ganar seguidores en Twitter

15 Dic
Harry_Callahan

Anda… ¡Alégrame el Klout!

Pero hombre ¿no le da vergüenza? El título deja bien claro de lo que va este post, y sin embargo, le ha faltado tiempo para meterse. ¿Qué van a pensar de usted si se enteran sus amigos, su familia, sus compañeros de trabajo? Ah, que están también por aquí. Pues nada, encantado de conocerles y, como decimos en mi pueblo, vamos al lío.

Primero, entendámonos. Técnicas para aumentar el número de seguidores hay muchas. Seguramente, ya las conoce: comentar sobre temas de actualidad, buscar contactos con intereses comunes, devolver los seguimientos… Todo eso está muy bien, pero no es demasiado útil a la hora de alcanzar el éxito en la red social del pajarito. ¿Y qué es el éxito en Twitter? El resultado de esta sencilla ecuación:

 Número de tuits – Seguidos – Seguidores

El truco está en mantener dentro de un número limitado los dos primeros campos, y en aumentar de manera exponencial, como dicen los horteras, el tercero. Porque las verdades duelen, pero están ahí: si tiene usted un gran número de seguidores, pero un número casi igual de seguidos, es sencillamente una máquina de devolver follows. Me siguen, les sigo. Y ni hablemos siquiera de si tiene menos seguidores que seguidos. Entonces es usted un Don Nadie que mendiga atención desde su TL. Quite su foto del perfil y deje el huevo, que le irá mejor para su reputación. Así no se puede ir por las redes, hombre. Los demás tuiteros necesitan saber que ser seguido por usted constituye un privilegio tan raro como probar antes que nadie el nuevo modelo de la Maserati.

Y por otra parte ¿cuánto le cuesta que la gente le siga? Si piensa que eso no puede calcularse, se equivoca: basta con dividir su número de tuits publicados por su número de seguidores. Si ha publicado 15.498 tuits, y le siguen 85 personas, eso significa que obtiene usted un nuevo seguidor por cada 182,3 tuits. Compare ese porcentaje con los cientos de seguidores que consigue Fernando Alonso cada vez que eructa en Twitter, y se dará cuenta de que algo falla aquí.

Y eso es lo que vamos a arreglar con estos consejos poco escrupulosos. De todos modos, un aviso: he dicho que son trucos sucios, pero no he dicho que fueran instantáneos. Si quieren un truco sucio y fácil, cómprense cuarto y mitad de seguidores. Las maniobras que se proponen aquí necesitan de un poco de constancia, pero ya se sabe que quien algo quiere, algo le cuesta.

Lo primero que tiene que hacer es poner en marcha un ERE de Tuits. ¿Recuerda lo que hemos hablado de los porcentajes? Pues vamos a arreglarlo. Repase todo su TL y sumérjase en los tuits más antiguos, sobre todo en aquellos que no obtuvieron el éxito que usted pensaba. Ni un triste RT, ni un solo favorito. Nadie los va a echar de menos, y usted menos que nadie, porque eran sosísimos, así que empiece a eliminarlos. Por lo menos, cárguese el 25 por ciento, incluso el 50. Deje sólo los que sí consiguieron respuesta en la red. Le llevará un poco, pero ¿a que de repente parece usted mucho más ingenioso? Qué tío, lo que ha conseguido con sólo dos tuits a la semana…

Solucionado el tema del porcentaje, vamos a por esos seguidores que le prometimos. Aquí seguiremos la técnica del Hit-and-run, que consta de los siguientes pasos: primero de todo, empiece a seguir a gente a lo bestia. La herramienta de “a quién seguir” puede darle recomendaciones muy útiles. Usela ad nauseam. Durante algunos días, añada entre cincuenta y cien seguidores nuevos. Dejémoslo en cincuenta, que tampoco es cosa de que le echen del trabajo, si tiene. A los veinte días debería usted estar siguiendo a mil personas nuevas.

Pero oiga ¿esto no era para ganar seguidores? A eso vamos. El porcentaje de tuiteros que devuelven los seguimientos oscila, según dónde consultemos entre el 30 y el 50 por ciento, pero vamos a ser optimistas, y tiremos por alto. Así que usted sigue a mil personas más, de las cuales 500 le han devuelto el seguimiento. Pues aquí llegamos al siguiente paso:

Deje de seguir a esas mil personas automáticamente.

A los quinientos tuiteros que no le devolvieron el seguimiento, probablemente la cosa les dé igual. Pero es improbable que pierda a los quinientos que sí lo hicieron. Seguramente, un buen porcentaje le devolverá el unfollow. ¿Pero es exagerado pensar que se quedarán cien, o incluso doscientos? No todo el mundo tiene Justunfollow o herramientas similares, y algunos no están obsesionados por saber quién les sigue en todo momento. Así que cada vez que lleve a cabo esta operación, debería hacerse con un buen botín de nuevos seguidores.

Sólo con seguir estos sencillos consejos verá que, con un poco de paciencia, su capacidad para ganar influencia, klout y sex appeal para ser mucho más que el friki de la fiesta, digan algunos lo que digan, está garantizad… ¿Cómo dice? ¿Qué se ha metido usted en mi cuenta de Twitter y mi número de seguidores da asquito? Bueno, hombre, si me pasara el día tuiteando no podría darle estos consejos tan útiles. Y en todo caso, recuerde el dicho: haz tú lo que bien digo

Una respuesta to “Trucos sucios para ganar seguidores en Twitter”

  1. Francisco Reina 2013/12/18 a 1:13 pm #

    Personalmente prefiero utilizar Twitter como una herramienta para compartir, debatir y mantenerme al tanto de según qué cosas. La ‘marca’ personal es secundaria (me basta con no soltar demasiadas chorradas de golpe). Además, tiendo a desconfiar de aquellas cuentas que tienen un número de followers demasiado alto para lo que cabría esperar de ellas.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: