¿Y si Alberto Chicote gestionara webs corporativas?

8 May

2012_10_23_IMG_2012_10_23_123A173A44_lasexta

Ya se ha comentado en alguna ocasión en este blog que un problema del entorno dospuntocero es su falta de imaginación a la hora de buscar referentes. Se piensa que los expertos y las soluciones para el mundo digital están sólo en el mundo digital, y así nos va. Hay que ampliar horizontes, señores. Fíjense, por ejemplo, en Alberto Chicote. Sí, ustedes también ven Pesadilla en la Cocina, no lo nieguen. Bueno, por lo menos tienen que haber ojeado algún episodio. Incluso más de uno ¿verdad? Venga, no se corten, que aquí estamos en confianza. Pues si están metidos en el mundo de las webs de empresas y organismos, raro será que no se hayan percatado de algún paralelismo entre el mundo de las perolas y el de los bits.

Para aclarar lo que quiero decir, aquí tienen el guión de lo que podría ser el primer episodio de Pesadilla en la Web Corporativa:

 (Los  primeros minutos del programa están dedicados, como siempre, a que el LOCUTOR nos cuente la historia de una web corporativa abierta con todas las expectativas posibles de llevar a sus dueños hacia el éxito comercial, la fama y la fortuna. Para ponerla en marcha, empeñaron la casa, los coches, el piano, vendieron los gatos al restaurante chino La Liebre de Oro y tienen desde hace seis meses el cuerpo del abuelo en el congelador para seguir cobrando su pensión. El éxito, ay, no les ha acompañado, y reciben menos visitas que la propuesta de change.org para meter a Mario Vaquerizo en el reparto de Downton Abbey.

Tras las habituales quejas del dueño sobre un futuro del color de un radiocassette, vemos aparecer a CHICOTE. Está un poco cambiado de aspecto: lleva gafas de pasta, suéter negro de manga larga, vaqueros y zapatillas Converse. Pero es él, no hay duda. Suelta la habitual perorata ante la cámara de vamos a ver qué narices les pasa a estos, y se mete en el departamento de Internet, donde se encuentra con el WEBMASTER).

CHICOTE: A ver ¿tú eres el webmaster?

WEBMASTER: Sí, señor. Macario.

CHICOTE: Macario, encantado. ¿Y cuántos años llevas en esto del webmaster?

WEBMASTER: Bueno, la verdad es que era becario, y un día me metieron aquí y me dijeron que era webmaster. Y hasta hoy.

CHICOTE: Aaaaah, ya veo. Macario el Becario. Muy bien. Oye ¿y esto cómo lo manejas?

WEBMASTER: Bueno, pues voy metiendo lo que me dicen, básicamente.

CHICOTE: ¿Vas metiendo lo que te dicen? ¿Así a cascoporro, sin ningún criterio?

WEBMASTER: Hombre, criterio ya lo tienen los jefes ¿no? Yo soy un mandao, más que otra cosa.

CHICOTE: Un mandao. Ole tus huevos. Bueno, vamos a ver qué tienes… (frunce el caño y empieza a repasar entradas, o empieza a repasar entradas y frunce el ceño, según) ¡Pero tío! ¿Qué es esto que has puesto aquí? “Discurso del CEO ante la Junta de Accionistas” ¿A quién quieres matar de aburrimiento con esto?

(El WEBMASTER pone sonrisilla de compromiso en plan a mí qué me cuenta)

CHICOTE: Y además es de hace tres años… Esto huele, chaval. ¿Es que no te das cuenta de que huele? Mira, mira, acerca la nariz. ¿Tú te leerías esto?

WEBMASTER: Hombre…

CHICOTE: Ya. No te lo has leído ni cuando lo metías. ¿Y los de los dos años siguientes, dónde están?

WEBMASTER: Bueno, esos, no sé por qué, no me los pasaron, y…

CHICOTE: Y tú pasaste de pedirlos. Cojonudo. A ver aquí… “Crítica de libros: el márketing elevado a la quinta potencia”, por Braulio Palomeque. Oye, así por curiosidad ¿hay más críticas de libros? Porque yo no las veo.

WEBMASTER: No, no las hay. Este libro es que lo escribió el cuñado del director de marketing, y por eso lo metimos ahí.

CHICOTE: Ah, y entonces de repente ya teníais una sección de crítica de libros. Y no la habéis vuelto a tocar.

WEBMASTER: Pues no…

CHICOTE: Alucino pepinillos, de verdad. Hombre, si tenéis un blog. A ver… ah, muy bien, dos entradas. Una de junio de dos mil siete y otra de la semana siguiente. Y hasta hoy. Esto no lo tocáis para que no coja polvo ¿no?

WEBMASTER: Bueno, se empezó, pero enseguida todo el mundo quiso meter mano y nadie se puso de acuerdo con lo que había que meter, y claro…

CHICOTE: Claro, clarísimo. Venga, majo, llámame a todo el mundo que tenemos que hablar (en el siguiente plano vemos que han llegado a la sala, aparte del WEBMASTER, el COMMUNITY MANAGER, la DIRCOM, el DIRECTOR DE MARKETING y su cuñado, este muy preocupado por si CHICOTE va a decir que quiten de la web la reseña de su libro).

CHICOTE: Vamos a ver. Aquí me parece que no tenéis ni idea de lo que es esto. Una web corporativa no es para dejársela al becario. Es vuestra herramienta de proyección, y si no la tenéis al día, no tenéis nada. Esto, (coge la web corporativa con dos dedos y la tira al cubo de los desperdicios) a la basura. A ver si os enteráis: material fresco. Novedades. Lo que está caducado, se borra. Y lo que no se actualiza, mejor lo quitáis. Que una web de empresa no es sólo meter, meter, meter. Hay que repasar. Hay que limpiar. Y eso es tarea de todos. Como la de aportar material con cri-te-rio. Yo me voy a cambiar (ante este anuncio, todos se miran presas del pánico. Virgen santa, con qué modelito nos irá a salir… ¡No, hombre, si no hace falta, si estás muy bien! Pero él, ni caso) y esta noche estoy por aquí para ver cómo siguen las cosas, y quiero estos contenidos como los chorros del oro. ¡Venga! ¡Rocanrol! ¡Chin pun!

¿Qué les parece? Probablemente no le irían las cosas tan bien como en su programa, pero algún Chicote en este mundo podría contribuir a salvar más de una web corporativa. Total, muchos de los restaurantes a los que va ya no los salva ni la caridad cristiana, y todo se reduce a lo mismo: tener claro qué vas a ofrecer en el menú. Y buenos profesionales que lo cocinen y lo sirvan.

Por cierto, hay que  decir que la página web de Chicote no está nada mal…

2 comentarios to “¿Y si Alberto Chicote gestionara webs corporativas?”

  1. cruzromon 2014/05/09 a 10:21 am #

    Buenos días Vicente.

    Me he reído con tu post, tienes mucha razón en lo que dices.

    He mirado la web de Chicote y no coincido contigo del todo: El texto en rojo de la portada es un poco ilegible, hay botones que no funcionan, el mail de contacto no se ve bien, el texto de página de Historia no mantiene los márgenes y cada foto tiene un margen diferente o carece de él….

    En fin, que la web de Chicote, tiene cosas que mejorar.

    Un saludo y gracias por la sonrisa.

    • Vicente F. de Bobadilla 2014/05/09 a 10:31 am #

      Muchas gracias por el comentario, Cruz. La verdad es que esa era la idea, contar cosas con un poco de humor.
      Es cierto lo de la web de Chicote, pero me pareció educado mencionarla, ya que he utilizado su figura para el post. Está claro que lo que tenemos que hacer es darle su propia medicina. Pero tío ¿esto qué es? Esto mal. Esto, fatal. Esto, peor…😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: