¡Me voy a forrar con el Canon AEDE!

23 Jul
tiogilito2

¡Y esto es sólo lo que he recaudado con los links del mes!

Ya les supongo enterados del tema, por lo menos a aquellos que les interese (que, aunque no se den cuenta, somos todos). El Gobierno aprobó ayer con premeditación, alevosía y una prisa loca, a través de su Comisión de Cultura, el texto del anteproyecto de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual. Para entendernos, la Tasa Google, el Canon AEDE o el Canonazo, por citar sus nombres más populares.

No les voy a aburrir repitiendo aquí sus efectos previsibles en cosillas como el derecho de cita o la acción de compartir enlaces en nuestros blogs o cuentas de redes sociales, que a partir de ahora estarán sujetos al previsible cobro de la tasa (aunque me cueste dinero, miren aquí, donde lo explican bien claro). Pero es que la historia me parece absurda: siempre que en este blog, escrito sin ánimo de lucro, he enlazado a la noticia de algún diario lo he hecho por dos motivos: por honradez profesional, indicando las fuentes relacionadas con lo que escribía, y con ánimo de facilitar el acceso a esa fuente original. Es decir, aumentar, dentro de mis modestas capacidades, las visitas al medio que la publicaba. Y ahora parece que lo que en realidad estoy haciendo es chuparles la sangre. Dios mío. ¿Cuántos EREs periodísticos provocados post a post llevo ya sobre mi conciencia?

Claro que, pensándolo bien, a esto se le puede dar la vuelta.

En la modesta historia de este blog, han tenido lugar algunos hitos significativos. Por ejemplo, que el ABC de Sevilla incluyera en su página web un post que publiqué en septiembre pasado sobre el fallecimiento de un jerezano ilustre; o que Lorenzo Silva enlazara en su blog de Terra otro post que escribí sobre el temible anuncio de la Lotería de Navidad. En ambos casos, las visitas subieron como no se pueden ustedes imaginar, y lo agradecí sinceramente. Otra cosa habría sido si hubieran metido mis textos en sus webs; pero los enlaces llevaban aquí, con lo cual hicieron subir mi número de lectores, mi autoestima, mi vanidad y mi klout.

Eso es lo que, ingenuo de mí, creí entonces. ¡Y ahora resulta que me estaban tangando, y yo sin darme cuenta! Si es que no te puedes fiar ni de los colegas. No, no tengo muy claro cómo lo hacen, pero si lo dice un anteproyecto apoyado (¡y cómo!) por el ministro Wert y refrendado por una ilustre y venerable comisión, entonces es que, sin ninguna duda, me están estafando. ¿Cómo va este humilde juntaletras a llevar la contraria a tanto prohombre como los que ayer estamparon su firma en el documento rapidito, que se les escapaba el tren? Se lo resumo en inglés, que queda más fino: We are throwing the whore into the river unless all of us can have sex with her. Aquí hay que tomar medidas.

Así que, en cuanto publique este post corro a hacerme socio de la Comisión Especializada De Recaudación Oprobiosa (CEDRO) y voy a empezar a reclamar la pasta. Si el ABC tiene que hacer un ERE y Lorenzo Silva ganar dos o tres Planetas más para pagar lo que me deben, lo siento mucho; las reclamaciones, a la Comisión, por abrirme los ojos. Y de paso, voy a llamar también a la Jaguar para que me vayan reservando el descapotable color lila. Porque me parece que es el color que mejor pega con el concepto y desarrollo de este despropósito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: